Aprender
             Guitarra y Piano para principiantes


  Un teclado controlador o maestro (Masterkeyboard) es la de administrar un equipo de sonido vía MIDI, por decirlo así, son como un centro creativo para controlar diferentes partes del secuenciador o actúan como unidad de control para los sonidos del modulo de sonidos o de la tarjeta de sonido.

Un teclado maestro normalmente no dispone de sonidos integrados, o como mucho, está limitado a un par de sonidos preestablecidos. En lugar de esto la prioridad en su construcción se enfoca a poseer un buen teclado para tocar y botones o reguladores dedicados a la funcionalidad MIDI por ejemplo selección de sonidos, Pitch Bend, modulación, volumen


¿Qué Controlan estos Teclados?

Muchos teclados maestros permiten al usuario realizar muchas más cosas que simplemente hacer sonar notas. Las transmisiones de datos MIDI también pueden contener diferentes señales de control o comandos que se pueden utilizar para manipular los sonidos de diversas maneras, como también pueden utilizarse para la programación de módulos de sonido externos y para interactuar con otros dispositivos. Los principales datos que controlan estos teclados son los siguientes:

1.- La Velocidad (fuerza de ataque):

Ésta le indica al generador de sonido que recibe los datos la cantidad de fuerza con la que ha sido golpeada cada nota.

2.- Pitch Bend o desplazamiento de tono:  Este control permite el desplazamiento del tono de las notas hacia arriba o hacia abajo una vez están sonando.

3.- Modulación: La rueda de modulación o 'mod' normalmente se encuentra al lado de la rueda de pitch y en suele ser físicamente idéntica, pero no en su comportamiento, ya que generalmente mantiene su posición cuando se libera.

4.- Aftertouch: También este control permite al intérprete actuar sobre algún aspecto de la nota mientras pulsa la tecla, por ejemplo nuevamente el vibrato o trémolo, permitiendo al intérprete un control mucho más libre de estas técnicas que usando la rueda de modulación.

5.- Pedales: La mayoría de los teclados controladores tiene una conexión para pedal de sustain. La pulsación del pedal resulta en un comando MIDI de sustain, haciendo que las notas se mantengan en el tiempo una vez has liberado las teclas.

6.- Controles por reguladores: Numerosos módulos de sonido e instrumentos por software responden a muchos controles MIDI más allá del simple pitch bend y la modulación. Estos controles incluyen por ejemplo parámetros de filtro y envolvente, frecuencias de oscilador, mezcla de componentes dentro de un sonido, y casi cualquier otra cosa que se pueda imaginar

7.- Selección de bancos/programas/presets: La mayoría de los generadores de sonido MIDI responden a los comandos de cambio de programa/banco. Esto permite que los sonidos puedan ser cambiados de forma remota, ya sea directamente por un número o a través de mensajes +/-. Los teclados maestros mayor equipados permiten el almacenamiento de presets, de modo que se puede acceder fácilmente en un orden a los sonidos necesarios para un evento particular.

8.- Funciones de partición/zonas de teclado: La mayoría de los teclados controladores tienen una función de división simple, permitiendo a las mitades superior e inferior del teclado enviar sus datos en diferentes canales MIDI, por ejemplo para permitir tocar unas cuerdas con la mano derecha y un piano con la izquierda.

9.- Transposición/octavas: La función de transposición permite al intérprete transponer los datos de la nota enviada por un determinado número de semitonos (muy útil cuando el cantante pregunta si 'se puede subir el tono a una tercera').

¿Qué Teclado controlador debo Adquirir?

Los músicos pueden utilizar los teclados maestros por diversos y diferentes motivos. Por eso el mercado ofrece también muchos y diferentes modelos.

1.- Si lo que se busca es un puro teclado MIDI para controlar una tarjeta de sonido, programas secuenciadores virtuales o un módulo de sonido, seguramente con un teclado mudo de 49 o 61 teclas va a ser suficiente, y los encontramos ya desde menos de 100 euros. Estos modelos son compactos, fáciles de manejar y ofrecen lo estrictamente necesario para poder trabajar de forma creativa con el ordenados.

2.- Si lo que buscas es una central MIDI perfecta para gestionarlo, entonces merece la pena echar un vistazo a los modelos de mayor calidad con 88 teclas y sensación de tocar cercana a la que ofrece un piano. Tengamos en cuenta que un buen teclado maestro es algo para toda la vida, y un buen teclado es esencial para el desarrollo óptimo de las técnicas de interpretación.

¿Qué diferencia hay entre unos y otros?

Sin duda alguna la prestación más importante que puede ofrecer un teclado maestro está naturalmente la cualidad del teclado. Si ya tienes algo de experiencia tocando, notarás enseguida que la sensación al interpretar pasajes complejos sobre teclados baratos es bastante insatisfactoria (cuando no un obstáculo).

La palabra clave aquí es el contrapesado. Junto a las teclas normales, que encontramos en teclados domésticos o en sintetizadores, también existen las llamadas teclas contrapesadas o semi contrapesadas. La sensación de tocar con estas teclas se acerca mucho más a la experiencia de tocar con un piano, y también se favorece la técnica. Los teclados con mecánica de martillos son los que más similitudes tienen con el piano, y lógicamente también son los más caros.

Junto al confort de tocar también es naturalmente decisivo el número de teclas que incorpora el teclado. Con menos teclas se posibilitan diseños más compactos, caben en cualquier mesa, pero los frecuentes cambios de octava naturalmente se obtienen por programación. Si colocamos una hucha junto al teclado e introducimos 10 céntimos por cada cambio de octava, comenzaremos a pensar en un teclado más grande mucho antes de lo que creemos :-).

En cualquier caso también es importante el nivel de posibilidades de control MIDI, que facilitan controlar todo tu equipo desde el teclado. Tener mayor equipamiento nos ahorra el uso sistemático del ratón o el número de veces que tenemos que acudir a configurar el módulo de sonido. Sensibilidad dinámica es algo que ofrecen ya todos los modelos en esta clase, pero no siempre las funciones Aftertouch y las ruedas para Pitch Bend y modulación, que por ejemplo siempre monta cualquier sintetizador.